• PhotoCrew

Grete Stern: fotografía de carácter onírico y ejecución surrealista

Actualizado: sep 9

Greta en Argentina, Grete en Alemania.


La lectura del trabajo de Greta Stern reta a la tradicional mirada patriarcal del arte y especialmente de la fotografía. Gracias a una nueva lectura crítica y diversa encontramos con mayor abundancia rostros de mujeres que plasmaron su mirada en el desarrollo de la fotografía del siglo veinte comúnmente saturado de referentes masculinos mundialmente reconocidos.

Autorretrato Grete Stern - 1956
Autorretrato Grete Stern - 1956

El camino que traza su trabajo fotográfico, recorre la fotografía publicitaria, antropológica, documental, de retrato y arquitectura. Por último con el psicoanálisis como herramienta en su etapa más famosa de creación, sus obras evolucionaron con la mirada que incorporó su profesor Walter Peterhans en las clases de fotografía que Greta tomó en la famosa escuela de la Bauhaus, sentando su propio ritmo de composición para crear una de sus obras más conocidas llamada "Sueños" una serie fotográfica de la que hablaremos más adelante.


Letra A - Grete Stern 1940
Letra A - Grete Stern 1940 (ca.)

Sus estudios en la Bauhaus fueron interrumpidos por la llegada de Adolf Hitler al poder en Alemania por lo que decidió salir de su país con destino a Londres y después a Argentina país donde se estableció llegando incluso a tener la nacionalidad desde 1958. Sus primeras relaciones con la imagen se dieron a través de la publicidad. Fueron obras que más que publicitarias terminaron siendo artísticas y de talante surrealista, utilizando el recurso del collage para sus composiciones, así como recursos fotográficos y visuales que se ha llegado a decir, derivan de las corrientes del dadaísmo (Folch, 2015).


Desde que llegó a Argentina impuso su ritmo, composición y lectura visual convirtiéndose inmediatamente en una referente entre los artistas y escritores más conocidos del momento como fueron Jorge Luis Borges, Pablo Neruda, Horacio Coppola, Bertolt Brecht, Renate Schottelius entre otros.


Su hija Silvia Coppola, quien además fue modelo en muchas de las obras de Greta, cuenta que cuando su madre llegó a Argentina lo hizo de manera disruptiva y rebelde por su forma de vestir, es decir, por su cabello y sus pantalones que para aquel entonces esta no eran "adecuados" en una mujer:


"Silvia recordaba a su madre como una mujer muy poco convencional, que suscitaba comentarios entre los pazguatos. Fumaba en público, usaba pantalones, vestía con aire bohemio, le gustaba oír y bailar jazz, transpiraba ideas feministas..." (Folch, 2015)

Autorretrato Grete Stern - 1943
Autorretrato Grete Stern - 1943

Su obra más importante nació de un encargo de la revista "Idilio", de tiraje nacional enfocada a un público femenino y juvenil. El encargo consistió en ilustrar una columna específica de la revista que ilustraba cartas de los sueños de sus lectoras y que eran abordados a través del psicoanálisis en la sección "El psicoanálisis le ayudará".

Segmento "El Psicoanálisis le ayudará" de la revista "Idilio"
Segmento "El Psicoanálisis le ayudará" de la revista "Idilio"

Su corte vanguardista llevó a que, gracias a métodos de fotomontaje, collage, fotografía y composiciones de tinte onírico y surreales construya ciento cuarenta fotografías de sueños desde 1948 hasta 1951 que comprenden la serie "Sueños" y que definieron claramente no solo los mensajes de opresión, cosificación y violencia de género en los hogares de la época sino que comprometieron en la composición de Greta un camino ideológicamente cargado del discurso reivindicatorio de derechos y de protesta ante la "domesticación" de la mujer.



Una mirada masculinizada del arte a lo largo de la historia no permitió conocer los roles y trabajos de autoras especialmente durante el siglo veinte. La propia Greta no logró conservar apropiadamente su trabajo y la revista "Idilio" no conservó ni uno solo de sus foto montajes. Esto significó que hoy no se conservara apropiadamente la mayoría de trabajos que Greta realizó, siendo mas bien escasas las copias existentes.


En los años en los que Greta trabajó en Argentina ocurrieron también las reformas de acceso al sufragio para las mujeres impulsada por Eva Perón, sin embargo estas dos fuertes personalidades femeninas de la época distaban ideológicamente puesto que Perón mantenía el discurso de la mujer abnegada y dedicada al cuidado del hogar y la familia mientras que Stern trabajaba independientemente y se relacionaba libremente entre sus colegas sin miramientos ni prejuicios.


A partir de la fotografía, Greta se ha constituido a lo largo de la historia como un ícono para el movimiento feminista actual tanto por su trabajo artístico, publicitario, como por su forma de relacionarse, su forma de vestir y trabajar en la Argentina de mediados de siglo que se hallaba totalmente inmersa en el Peronismo, un fenómeno político que operó una transformación profunda de las estructuras sociales de este país pero que defendía la posición conservadora de la iglesia respecto del rol de la mujer en la sociedad y la familia.


Autor: Rafael Idrovo Espinoza




¿Qué te pareció este artículo? Déjanos tus apreciaciones en la sección de comentarios o bien escríbenos al info@photocrewec.com



104 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo